_____________________________________________________________________________________________________________

jueves, 24 de noviembre de 2011

"RENUNCIA"



Hoy por fin he decidido renunciar 
A tus miradas
Y también he decidido clausurar
De golpe mi alma

--

Así tenga que partirme el corazón
Voy a olvidarte
Aunque llore por las noches por tu amor
Sin consolarme

--

Necesario es que mi boca nunca más
Diga tu nombre
Y es preciso que te borre de mi piel
Aunque me ahogue

--

La verdad que ya no es justo continuar
A la deriva
Necesito del valor para curar
Tantas heridas

--

Me voy sin que tú sepas que te amé
Más que a mi vida
El amor callado es la más cruel
De las espinas

--

Serás feliz con otro amor
No tengo duda
Y yo superaré tanto dolor
Si Dios me ayuda

--

Cuando en mí pase esta tormenta
Y cese la lluvia
Habrá valido la pena
Mi renuncia

--

         DESNUDANDO MI CORAZÓN Copyright © 2011 Safe Creative Spain License

20 comentarios:

Cristofer dijo...

Hola...
Llegue a qui por el blog de SYD.
EL poema me gusta, está bien hecho, de ritmo constante y de tono cadencioso.

Creo que cuando ya no hay mas que hacer, lo mejor es marchar.Bine dices, al mencionar que no es justo estar a la deriva. Hasta el luto tiene su fin.

Saludos.
Cristofer.
www.lasmelancoliasdemarcus.blogspot.com

Miguel dijo...

Tristes y duras palabras, no puedo más que ofrecerte mi hombro para que llores sobre cuanto quieras y un abrazo para proteger tu alma hasta que se curen tus heridas.
Un beso.

Mamen dijo...

CRISTOFER: la verdad es que yo no sé mucho de rimas, ni de métrica, ni tampoco de ritmo. Escribo por intuición, y por lo que me dicta el corazón. Pero me alegra infinitamente que te hayan gustado mis versos :)

También me alegra que hayas llegado hasta aquí a través de Syd. Leí tu carta a "tu yo de hace diez años" y me encantó. No dudes que visitaré tu blog en cuanto me sea posible, no me cabe duda de que será muy interesante.

Muchísimas gracias por visitarme, por leerme, por tus amables palabras y, sobre todo... por seguirme. Espero volver a verte por aquí cuando tú quieras, siempre serás bienvenido a mi rincón.

Un abrazo.

Mamen dijo...

MIGUEL: la vida nos trae épocas felices y otras no tanto... pero lo malo pasará... antes o después pasará.

¿Qué puedo decirte salvo agradecerte tu ofrecimiento desde lo más profundo de mi ser? Lo tendré en cuenta, en ciertas ocasiones es bueno saber que tengo un hombro en el que refugiarme de la pena y el desconsuelo y reconfortar mi alma.

Besos y un abrazo inmenso.

Miguel dijo...

MAMEN: Se que todo pasa y todo queda... y no son palabras mías, conozco esos caminos, mis pies los han andado. Si, todo pasa, pero siempre se pierde algo, a no ser que alguien devuelva lo perdido.

Muchos besos y mis brazos a tu servicio.

Marlene dijo...

Amiga, como siempre tus poemas tienen esa luz propia que deslumbra, sólo que me ha dolido un poco que; para renunciar hayas decidido clausurar tu alma y partir tu corazón. Platón decía que "ante todo es necesario cuidar del alma si se quiere que la cabeza y el resto del cuerpo funcionen correctamente", así que no puedes hacer eso amiga.. y tu hermoso corazón lo necesitas entero y completo, esta bien que renuncies, pero no debes quedarte con un corazón en pedazos!! ¿que habrás de entregarle entonces a aquel que venga dispuesto a entregarte el suyo? Recuerda lo que decía Juan pablo II "no hay peor prisión que un corazón cerrado"
Y es verdad, eso que dices, el amor callado es la más cruel de las espinas. A estas alturas de nuestra amistad me conoces bien y sabes por lo que he pasado =(
Algo hermoso que rescato de este poema es que invocas a Dios, no hay poder más grande que su cariño para salvarnos =)
Tu poema es bellísimo y hablas de no saber de rimas o de métrica ¿estas segura? a mi parece perfecto y dentro del dolor que hay en estas letras, me parece bellísimo, me hizo recordar el poema de "La Renuncia" de Andrés Eloy Blanco ¿lo conoces? es un poco más largo, pero a mi gusta esta parte:
"He renunciado a ti, y a cada instante renunciamos un poco de lo que antes quisimos y al final, !cuantas veces el anhelo menguante pide un pedazo de lo que antes fuimos!

Yo voy hacia mi propio nivel.
Ya estoy tranquilo.
Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño;
desbaratando encajes regresaré hasta el hilo.
La renuncia es el viaje de regreso del sueño…"


Bueno, perdona la extensión en mi respuesta, desde ayer quería escribirte, pero a ti -que te quiero tanto - me gusta dedicarte tiempo de calidad... y ayer, no lo tenía.

Te quiero hermosa =)
Gracias por tu cariño
Marlene Madrigal

Mamen dijo...

MIGUEL: leer tu último comentario para mí ha sido agridulce, porque es cierto que en el camino siempre se pierde algo... y hoy, no sé porqué, siento que en el mío lo perdí todo, y que nunca nadie me lo devolverá.

Muchísimas gracias por tu ofrecimiento... no sé cómo se recupera la fe perdida, pero estoy segura de que al menos unos brazos amigos me servirían para refugiarme del mundo.

Besos y un abrazo grande.

Mamen dijo...

MARLENE: Platón estaba en lo cierto, supongo que por algo era filósofo, porque últimamente ni mi cabeza ni el resto de mi persona funcionan como deberían. Sé que ser pesimista y lamentarse es de cobardes, y además no sirve de nada, pero aunque alguien nuevo llegara a mi vida, yo
ya no sé si puedo entregar nada a nadie... no confío en los hombres. Juan pablo II tenía toda la razón, echarle la llave al corazón es un infierno, pero por ahora no me atrevo a más, supongo que ahora necesito tiempo.

El amor callado... sí, sé de sobra que en tu vida lo has pasado peor que yo por ese motivo, por eso siempre he admirado tu madurez, valentía y fortaleza.

Y sí, en mi poema invoco a Dios, pero me temo que esta vez tendré que invocarle muchas veces para que me escuche, me envíe su cariño y yo pueda sentir su consuelo.

He de reconocer que no conocía ese poema de Eloy Blanco, le he buscado en internet, y le he leído completo, es muy hermoso. Resulta curioso que yo le haya puesto al mío el título casi idéntico, salvando las distancias entre su talento y el mío, claro está; y ya sabes cómo soy, eché unas lagrimillas al leerlo... es difícil renunciar a lo que uno ama.

No te disculpes por la extensión de tu comentario, al contrario, te agradezco profundamente que me dediques tanto tiempo y atención, tus palabras son un bálsamo para mi corazón y leerte un consuelo para mi alma. Me haces mucho bien, AMIGA, gracias por tu cariño, tus consejos y tu apoyo.

Como siempre te envío montones de besos y abrazos... no sabes cómo me gustaría tenerte cerca para sentir su calidez, pero me conformaré con lo virtual.

TE QUIERO MUCHÍSIMO, Mar, mi AMIGA... siempre.

Syd dijo...

Duele, pero hay momentos donde se debe tomar una decision (no deseada, pero necesitada) que nos salvara de caer aun mas bajo y tocar un punto donde el arrepentimiento nos acompañara por siempre.

Como Marlene te dice, es feo lo de clausurar el alma, el corazon o cualquier sentimiento bello, eso es un castigo autoinflingido, y la verdad es que no merecemos castigo cuando nosotros no fuimos quienes fallamos, ya bastante duele decir adios como para torturarnos mas aun.

La decision, aunque hoy no suene linda, el tiempo demostrara que fue la mejor, la clausura, eso si que no, solo un respiro temporal, nada permanente :)

Besote y abrazote para mi querida Mamen!!

DESCUBRE Aranjuez "casi" diariamente... dijo...

Escribir a veces se parece a un ejercicio de palabras pero hoy te he leído y he pensado que escribir te ayuda como quien confiesa y sana. Cuándo voy de mis asuntos a tus palabras me siento afortunado de leer sentimientos y no ejercicios porque eres capaz de suscitar una enorme compasión, y quisiéramos acompañarte en la gravedad actual de tus emociones. Ya que escribiste esto hace semanas espero que estés mejor y tu escritura esté ya en “escenarios” nuevos, Mamen

Mamen dijo...

SYD: sí, a veces esa decisón es dolorosa pero irremediablemente necesaria. El arrepentimiento... yo sólo me arrepiento de hacer daño a los demás, especialmente si es alguien a quien quiero. Si mi renuncia sirve, entre otras cosas, para eso, merecerá la pena la tristeza que pueda causarme.

No importa quien falló, no se trata de buscar culpables y tampoco serviría de nada hacerlo. Sencillamente he aprendido que decir adios, y hacerlo en silencio, hiere el corazón y destroza el alma, ni siquiera hace falta que yo los clausure. Y tal vez sí merezco ese castigo, por no aprender, por confiar... por creer.

Mis sentimientos bellos... Marlene y tú sois demasiado lindos comigo, pero a veces me pregunto de qué sirve que sean bellos si he de ahogarlos en mi interior porque fueron rechazados.

Espero que sí, que el tiempo demuestre que mi decisión fue acertada, aunque ahora eche de menos a cada momento todo lo que mi renuncia conlleva.

Gracias por estar ahí, Syd, por siempre gracias.

Envío al otro lado del océano montones de besos y abrazos para ti, mi querido amigo!

Mamen dijo...

DESCUBRE ARANJUEZ: Daniel, si he de serte sincera, a veces no entiendo bien los comentarios que me dejas. Incluso a veces me parecen irónicos, que los escribes para hacerme daño, y dudo si publicarlos o no. Pero al final siempre los publico para que todos los amigos que me leen al verlos puedan opinar si estoy en lo cierto y existen personas que dedican su tiempo a tratar de herir a alguien a quien ni siquiera conocen. Además, como dice el dicho, "No ofende quien quiere, sino quien puede".

No creo que cualquiera que ame la escritura, y la practique ya sea con mayor o menor talento, esté interesado en hacer ejercicios de palabras. Intentamos transmitir sentimientos, emociones, experiencias, historias gestadas en nuestra mente y/o por nuestra imaginación... pero transmitir con calidez. Y los ejercicios de palabras son tan fríos como calculados.

Jamás pretendí suscitar compasión con mi poema, aunque tal vez sí comprensión. Son dos palabras muy parecidas, tanto al escribirlas como al pronunciarlas, pero cuyo significado es completamente diferente. No conozco a nadie que le guste ser compadecido, pero sí comprendido; incluida yo, por supuesto.

Muchas gracias por los buenos deseos que me dedicas al final de tu comentario, pero si lo has hecho por compasión, espero que comprendas que no necesito ser acompañada en mis emociones ni por ti, ni por nadie. Con todos mis amigos y conocidos comparto, a través de nuestras respectivas escrituras, cariño, afecto, apoyo, compresón y empatía, pero nunca compasión.

A pesar de todo, te reitero mi sincero agradecimiento por tu comentario.

Un saludo.

Ricardo Miñana dijo...

Hola Mamen, en estas fechas tan entrañables
con mis mejores deseos
¡felices fiestas!.
un abrazo.

Mamen dijo...

RICARDO: felices navidades par ti también y todo lo mejor para este próximo, y ya cercano, año nuevo 2012.

Besos y un gran abrazo.

Respirando entre palabras. dijo...

Hace un tiempito luego que me "despidieron" sin motivo aparente, vivía pensando cual había sido la falla.
Nada consolaba, ni el pasado ni el presente.Fue entonces que decidí presentar mi carta de renuncia cuando intentaron volver a "contratarme".No renuncié ante sus ojos, lo hice ante los mios.
No cuestioné de quien fue la culpa, porque sabía que en el amor ambos son culpables.
Mi culpa fue y será haber amado sin medida, y el consuelo fue la indemnización.Comprendí que el amor es mucho más sueños dormidos y sentimientos carentes de hechos no solo palabras.
Si renunciaste, bien por ti; aunque yo no lo llamaría renuncia, apenas un permiso merecido para el cobarde que en cierta forma te robó las ganas y el deseo de libertad.
Felicidades para estas fechas y las que vendrán.
Un gusto continuar conociéndote entre letras.
Besitos

Gonzalo dijo...

Muy buen Blog, te recomiendo que uses Adweblink.com es un sitio web para rentabilizar tu pagina web, vas a tener mejor posicionamiento, mayor numero de visitas y lo mas importante, vas a empezar a ganar dinero... Yo lo estoy usando hace unos meses y ya tuve mi primer pago :D... Saludos !

Daniel dijo...

Sólo pasaba a saludarte y desearte unas felices fiestas querida Amiga..
Hoy deseo para ti que la dicha no suelte nunca tus manos..

Te envío mi abrazo
de corazón a corazón..
Dani..

Mamen dijo...

RESPIRANDO ENTRE PALABRAS: me siento identificada con tus palabras, yo también vivo constantemente pensando cual ha sido mi falla.
La diferencia con tu caso es que el "nuevo contrato" que esta misma persona me ofrece a mí no es sincero, ni honesto, está basado solamente en excusas vacías, es lo que en mi país llamamos "un contrato basura", con las peores condiciones de "trabajo" posibles.
Yo soy una persona con mis errores y equivocaciones, pero creo que merezco más que eso.
Yo tampoco cuestiono de quien fue la culpa, como tú sabiamente dices en toda relación ambos son culpables; además eso es lo de menos, lo importante son los hechos y sus consecuencias.
Mi culpa es y será querer, confiar y creer en alguien que me prometió cariño, sinceridad, honestidad y amistad. Pero las palabras se las lleva el viento, lo importante son los actos, y éstos me han demostrado que todo era una gran mentira.
Supongo que necesitaré un poquito de tiempo y ayuda, porque ahora sólo hay lágrimas y una desconfianza total en los hombres. Como decía hace años Madonna en su canción 'Live to tell': "A man can tell a thousand lies, I've learned my lesson well'.

Muchas gracias por tus amables y comprensivas palabras, amiga, es una alegría verte una vez más en mi pequeño rincón.

Muy felices fiestas para ti también con todo mi corazón.

Mil besos.

Mamen dijo...

GONZALO: muchas gracias por el calificativo que le das a mi blog, eres muy amable.

Pensaré lo de utilizar Adweblink, no conocía esa web, le echaré un vistacillo a ver que tal, todos queremos lo mejor para nuestros blogs y lo que escribimos en ellos, así que te agradezco sinceramente el consejo.

Un saludo y felices fiestas.

Mamen dijo...

DANIEL: Un millón de gracias por tu saludo y tus buenos deseos para mí en estas fiestas.

Me pasaré en cuanto pueda por tu blog a devolverte la visita y a deleitarme con tus maravillosos versos.

Te deseo que la paz y la felicidad te arropen y te acompañen, no sólo en estas entrañables fechas, sino cada día de tu vida.

Mil besos y un cálido abrazo para ti, amigo mío.