_____________________________________________________________________________________________________________

domingo, 11 de marzo de 2012

"TODOS IBAMOS EN ESE TREN"


El 11 de marzo de 2004 (11M), 192 personas murieron  y 1.858 resultaron heridas en el trágico y despiadado atentado terrorista ocurrido en los trenes de cercanías de Madrid.
Hoy, 8 años después, quiero rendir a todos ellos un pequeño homenaje con este video.
Para que algo tan horrible, cruel, injusto y espantoso nunca vuelva a ocurrir.
Para que nunca olvidemos que, aquel 11 de marzo... TODOS ÍBAMOS EN ESE TREN.

DESNUDANDO MI CORAZÓN Copyright © 2012 Safe Creative  Spain License

Aquí abajo está el link del poema sobre el 11M que escribí el año pasado, por si quereis volver a leerle, o por si quienes no lo leyeron entonces desean hacerlo hoy.
Po todoas aquellas víctimas y familiares... me gustaría que lo hiciérais

http://desnudandomicorazon.blogspot.com.es/2011/03/los-trenes-de-la-muerte_11.html

    DESNUDANDO MI CORAZÓN Copyright © 2012 Safe Creative Spain License

10 comentarios:

Jabo dijo...

En cierto modo, TODOS íbamos en ese tren. Ojalá nunca se repita un viaje igual.
Es un bonito homenaje a las víctimas.
Abrazo. Jabo

Mamen dijo...

JABO: no, ese viaje no puede ni debe repetirse jamás; o mejor dicho, esos viajes, porque fueron cuatro trenes en los que estallaron esos explosivos letales.

Muchas gracias por tus palabras, y por estar ahí... mil gracias.

Marlene dijo...

Amiga,
No redundaré en lo que te dije el año pasado. Sigo pensando lo mismo. He visto el vídeo y me ha dejado conmovida todos esos rostros, cuanta injusticia!! haberles negado la oportunidad de realizar sus sueños, sus anhelos, sus planes, sus bodas, sus hijos, sus nietos. Es tan cruel, es tan espantoso que ni siquiera hay palabras que puedan describir un suceso tan vil y despiadado.

Te dejo mi abrazo cariñoso
Te quiero amiga

Mamen dijo...

MARLENE: lo has descrito perfectamente, amiga, todas aquellas personas que aquel día subieron a aquellos cuatro trenes para ir a sus trabajos, a sus estudios, a sus asuntos... y que jamás llegaron a su destino ni regresaron a casa con sus familias. Vidas robadas de golpe, en décimas de segundo, por la intolerancia, el radicalismo y el fanatismo humano. Yo tampoco sé cómo describirlo, ya el año pasado hablé de crueldad, de injusticia, de horror... lo que sí sé es que a pesar de que han transcurrido ocho años lo recuerdo como si fuera ayer mismo, y que todos los españoles, especialmente yo que vivo cerca de Madrid, aquel día... TODOS ÍBAMOS EN ESE TREN, y algo de nosotros murió junto a aquellas 192 personas.
Cada año les hago un pequeño homenaje a todos ellos, a sus seres queridos, y también para recordar una vez más que un suceso tan espantoso JAMÁS debe volver a ocurrir.

Te envío muchos besos y un abrazo interminable.

Te quiero mucho, Mar.

Mucha de la Torre dijo...

Me ha encantado tu blog y tu formsa de escribir

http://salvadorpliego.wordpress.com/ dijo...

Muy triste que sucedan ese tipo de actos.

Saludos.

Amie dijo...

Despues de 8 años, sigo diciendo lo mismo que en aquel día... es una tragedia que jamás olvidaremos.

Fué tan terrible lo que pasó que es impensable olvidar ese trágico suceso para la sociedad española.

Que no vuelva a pasar!! que no nos pongan en peligro nuestros própios lideres ... que sopensen las consecuencias de sus actos. solo ellos tienen la culpa de sus propios errores. No se debe castigar a los hijos por errores de sus padres.
Es todo lo que pido.


Un besazo Mamen

Mamen dijo...

MUCHA DE LA TORRE: muchísimas gracias por tu visita y por tus amables palabras. Me alegra que te haya gustado mi ríncón, espero que vuelvas por aquí cuando quieras, siempre serás bienvenida.

Besos.

Mamen dijo...

SALVADOR: cierto, muy triste, muy trágico y terriblemente injusto.

Mil gracias por pasarte por mi rincón, es todo un honor que un gran poeta como tú me lea.

Saludos y un abrazo.

Mamen dijo...

AMIE: como muy bien dices, algo tan espantoso no podremos olvidarlo ni en ocho años, ni en cien... ni en mil.

Efectivamente, nuestros propios líderes deberían velar por nuestro bienestar y nuestra seguridad, pero jamás poner en peligro la vida de miles de personas; las consecuencias de sus irresponsables actos no pueden compensarse ni con indemnizaciones económicas, ni con nada, el valor de la vida humana no tiene precio.

Yo también pido que algo así no vuelva a repetirse jamás.


Mil besos y un fuerte abrazo, amiga mía.